Fuerza y Honor

octubre 29, 2007 § Deja un comentario

 La semana pasada murió uno de los grandes, Juan Antonio Cebrián.

Normalmente cuando se hace un obituario sólo se escriben las bondades de esa persona, pero creo que en este caso sería justo. En el mundo que nos rodea, periodistas como él no abundan precisamente: Capaces de transmitirnos con igual pasión un artículo científico o un pasaje de la historia, o hablarnos de ocultismo, de cómics, literatura,  de cine, o de temas de actualidad como  ETA o la Guerra de de Irak y a todos dándole el mismo tono serio, responsable, ameno, cercano y sobre todo, con un toque de humildad del que carecen la mayoría de personajes que salen en los diferentes medios audiovisuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Fuerza y Honor en ¿Dónde estás?.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: